Blog sobre la cultura y la elaboración de cerveza artesanal

Visita a Moeder Lambic Fontainas y Original

Seguimos con nuestro viaje que comenzó aquí en la Brasserie Cantillon y que tras unas cuantas lámbicas de la casa nos fuimos caminando a merendar a un pequeño local de comida vegetariana donde nos sirvieron unos riquísimos falafel en un ambiente de lo más familiar, y lo decimos no sólo por el trato sino que además estaban por ahí correteando una niña muy simpática que nos sonreía a cada minuto y un bebé escondido al que se le oía llorar de cuando en cuando. Ciertamente el sitio era muy cutre pero la comida excelente.

Una vez llenamos el estómago fuimos directamente caminando al Moeder Lambic Fontainas situado en el número 8 de la plaza Fontainas de Bruselas. Los que lo conocéis ya sabéis lo que os podéis encontrar ahí. Ya en la entrada lo enmarcaban en un cartelito “46 cervezas de barril” sí, es una exageración pero bien valía pasar ahí al menos media tarde.

El aspecto de esta cervecería es moderno a la par que acogedor, con un montón de mesas a ambos lados y una barra larga en la que se pueden observar la colección de tiradores. Impresionante. Nada más entrar nos invitaron a sentarnos en una mesa muy amablemente, mientras nuestras miradas se desviaban inevitablemente hacia los paneles donde indicaban las cervezas que tenían pinchadas. En seguida nos dieron la carta para que no nos doliera el cuello de tanto mirar hacia arriba.

Hemos de decir que el trato de los camareros era excelente. Y es lamentable que nos sorprenda cuando es algo que debería ser habitual aquí. Lamentablemente no lo es. En el Moeder Lambic siempre te atienden con una sonrisa y además tienen la paciencia de resolver tus dudas y de aconsejarte si se diera el caso. Comenzamos tomando una Gueze Tilquin (Draft Version) y una Cantillon Vigneronne de la que no tenían existencias en la fábrica y de la que podemos decir que es posiblemente una de las que más nos ha gustado de esta fábrica. Nos hizo gracia que continuamente te servían un pequeño platito de malta para picar, cuidado que acaba siendo un vicio… Después de este par de lambics seguimos la ronda con la Hop Harvest de De Ranke, lúpulo fresco para una cerveza riquísima y además tomamos una Zona Cesarini de Toccalmatto. Después de otro platito de malta nos sirvieron una Noir de Dottignies de Ranke. Y no os confundáis, en este local no sólo tienen cervezas de barril. También cuentan con una carta (libro) de cervezas en botella. Eso sí, la mayoría en formato 75 cl para compartir.

Una de las dudas fue donde guardaban tal cantidad de barriles… aquí tenéis un video donde lo explican:

Nos fuimos de allí encantados con el trato, el lugar y el ambiente tan agradable. Sin duda es un sitio de visita obligada si vas por Bruselas. Además tiene wifi gratuito que viene bien cuando estás fuera de casa. Ya era de noche y hacía un frío tremendo así que nos cogimos el tranvía que nos dejaba muy cerquita del otro Moeder Lambic, el Original. Situado en la calle Savoie 68 (Parada Horta), también en Bruselas aprovechando que éste lo tienen abierto hasta las 3 de la madrugada. Sin lugar a dudas no tiene nada que ver con el anterior. Un ambiente más alternativo, gente joven, nada de guiris, mucho más pequeño y evidentemente con una oferta de cervezas en barril algo inferior aunque nada desdeñable. Además de su carta de botellas.

Nada más entrar encontramos sitio para sentarnos y en seguida el camarero nos indicó las cervezas que tenían disponibles así como una carta de comida a base de quesos, embutido, salchichas, etc. Comenzamos la noche suave con una Taras Boulba de Brasserie La Senne de barril. Riquísima y una Cantillón Mamouche con flor de saúco. Lo acompañamos con un queso muy muy fuerte, de aroma no así de sabor con el que nos conseguimos atrapar las miradas odiosas de las mesas colindantes 😉 Seguimos con una Troubadour Magma de Musketiers realmente espectacular, muy fresca. Y terminamos la noche con una Fear Milk Chocolate Stout de Brewfist. Como curiosidad os diremos que tenían la Pura Pale de Ales Agullons, está claro que estos belgas tienen buen gusto 😉

Sin lugar a dudas son dos bares muy interesantes en los que si tienes tiempo debes visitar. Si vas con prisa mejor el primero ya que está más céntrico y tiene una carta de cervezas mucho más extensa. Próxima parada en nuestro viaje… De Halve Maan y la cervecería Brugs Beertje en Brujas.

cervecearte

http://www.cervecearte.com

View more posts from this author
5 thoughts on “Visita a Moeder Lambic Fontainas y Original
    1. cervecearte

      Probamos la Troubadour en botella hace ya un tiempo y la verdad no me pareció gran cosa. En cambio esta vez de barril me sorprendió. cosas que pasan…

       
      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Backup