Conservación de Cerveza Artesanal en Tiendas y Bares

Nos ocurre a menudo que cuando compramos una cerveza artesana puede que no esté en su mejor momento. Suele ser frecuente en cervezas que predomina su aroma y sabor lupulado, pero no exclusivamente. En las Pale Ale (APA y/o IPA) que tienen ya 1 año no podemos esperar la frescura de la cerveza recién elaborada. Sin embargo, en otros casos nos encontramos con que aun siendo una cerveza joven no está buena. Y no se trata de contaminaciones o de un lote mal hecho. El principal problema que encontramos es la luz y el calor que puede afectar al producto una vez elaborado desde que sale de la fábrica hasta que llega a nuestro vaso. Nosotros como cerveceros caseros mimamos muchísimo nuestras cervezas. No les pega un rayo de sol, nunca sufren calor, por eso quizás seamos más exigentes que otras personas en este sentido o simplemente es que estamos más concienciados. Hay que recordar que la cerveza artesana es un producto que está ‘vivo’ y que evoluciona una vez embotellado o embarrilado.