Blog sobre la cultura y la elaboración de cerveza artesanal

Lo bueno, lo mejor y lo no tan bueno de la cerveza para tu salud

No es casualidad que al brindar con una buena cerveza digamos ¡Salud! De hecho en la Edad Media la cerveza es elaborada cuidadosamente en los monasterios como un alimento nutricionalmente muy completo para enfermos y peregrinos. La cerveza es una fuente de hidratos de carbono, vitaminas, especialmente del grupo B (riboflavina, piridoxina, niacina y ácido fólico), minerales (fósforo y silicio) y proteínas. Específicamente, muchas propiedades benéficas de la cerveza se deben a la levadura  la cual mantiene la piel depurada, regula los niveles de azúcar en sangre, mejora estados anémicos (contiene ácido fólico), fortalece el sistema nervioso y hasta ayuda a controlar el peso!. De hecho, hoy en día se utiliza la maltodextrina de la cerveza para la fabricación de bebidas para deportistas ya que es una fuente energética que se metaboliza lentamente generando un pico de glucosa en sangre menos elevado y más extendido, deseable para la práctica de esfuerzos físicos sostenidos.

Hemos encontrado bastantes noticias sobre las bondades en la salud de la también llamada bebida de los dioses. ¿Qué nos aporta la bebida más consumida del mundo detrás del agua y del te, además del placer, por lo que se refiere a salud? Aquí nos proponemos hacer un resumen sistemático y crítico de los beneficios, sin olvidar los perjuicios (en caso que los haya) de los efectos de la cerveza en la salud según los resultados de diversos estudios científicos publicados.

Los beneficios descritos son innumerables y abarcan varias áreas de la salud:

  • Cardiovascular, efecto antiinflamatorio, aumento del nivel del colesterol bueno, protección frente enfermedades cardiovasculares a través de sus compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes y antiagregantes plaquetarios;
  • Ósea, menor contenido en alcohol que otras bebidas (vino o destilados), contiene silicio un mineral que promueve la densidad ósea y evita la pérdida de hueso, y fitoestrógenos naturales (flavonoides), que podrían estar asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteoporosis, que podría retrasarse hasta una media de dos años;
  • Neuronal, silicio contenido, podría llegar a reducir la biodisponibilidad de los metales tóxicos (Ej. aluminio) que provocan enfermedades como el Alzheimer, fortalece el sistema nervioso con el aporte de vitaminas del grupo B, la vitamina B12 entre ellas;
  • Oncología, polifenoles más destacados de la cerveza es el xanthohumol, presente en el lúpulo es un antioxidante que actúa en la inhibición y prevención de la carcinogénesis, frente a ciertos tipos de cáncer;
  • Sistema inmune, mejora la respuesta del sistema inmune contra los agentes responsables del desarrollo de enfermedades infecciosas;
  • Efectos antiinflamatorios, el lúpulo posee propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudan a prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento;
  • Dietas hiposódicas, la cerveza es una bebida con muy bajo contenido en sodio, lo que le confiere un fuerte poder diurético;
  • Sistema excretor, rica en magnesio y pobre en sodio previene formación de cálculos y piedras en vías urinarias;
  • Salud gástrica, por el incremento en la secreción de ácidos gástricos ayuda para la aceleración del vaciado gástrico, y podría disminuir en un 17% el riesgo de infección por Helicobacter Pylori, agente implicado en la úlcera gastroduodenal, gas carbónico favorece la digestión;
  • Alto contenido en fibra, la ingesta de fibra ayuda a evitar el estreñimiento y contribuye a la disminución de la hipercolesterolemia. El consumo moderado de cerveza podría ayudar a cubrir los requerimientos de un tercio de fibra soluble de toda la fibra dietética que necesitamos;
  • Baja aportación calórica, la cerveza contiene 90 Kcal. por vaso. Estudios científicos demostraron que las razones de la llamada “barriga cervecera” son una alimentación desequilibrada, la falta de ejercicio y, en algunos casos, la información genética;
  • Envejecimiento, el lúpulo retrasa el envejecimiento celular, si es consumido moderadamente y con una dieta adecuada; por último pero no menos importante,
  • La salud emocional, componente social asociado a su ingesta, al igual que su efecto sedante para dormir producido por el lúpulo.


No obstante también hemos de decir que hemos encontrado, algunas contradicciones. Mientras que no hay duda de que el aporte de vitaminas del grupo B parece confirmado, unas fuentes alaban el aporte de vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y contribución del hierro y el cinc, y luego otras fuentes destacan su contribución como insuficiente. Todos los estudios coinciden en resaltar la falta de vitamina C que sí encontramos en otras bebidas como los refrescos.

Lo que todas las fuentes consultadas confirman es que los beneficios de la cerveza están estrictamente sujetos a la dosis. Se recomienda no superar los dos vasos de cerveza diarios en el caso de las mujeres y los tres en el caso de los hombres. En ningún caso, se debe sobrepasar los dos litros de cerveza diarios (60 gramos de alcohol) ya que su consumo de forma sostenida puede conducir a enfermedades como la cirrosis o accidentes cardiovasculares.

Finalmente también hemos encontrando algunos puntos más oscuros a tener en cuenta, como es la generación de compuestos nitrogenados (nitrosaminas) en el tostado de la malta que podrían resultar carcinógenos. Los beneficios de la cerveza deben matizarse en el caso de personas alérgicas a la levadura y en pacientes diabéticos donde en el cromo contenido en la levadura interfiere (potencia) los medicamentos para combatir la diabetes. En el caso de los celíacos, cabe destacar que existen cervezas que no contienen gluten, principalmente, elaboradas a partir de maíz. Finalmente, el lúpulo de una buena cerveza abre el apetito lo que podría contribuir a ganar alguna talla de más, no debido a la cerveza en sí, sino más bien en el caso de que se acompañe con alimentos muy calóricos y que explicaría el efecto “tripita cervecera”.

De acuerdo con la sabiduría popular todo es veneno, según la dosis en que se tome. En el caso de la cerveza se ha descrito que un consumo excesivo puede influir negativamente en el hígado, corazón, sangre y cerebro. Puede irritar el estómago y lesionar el recubrimiento del intestino. En ayunas produce hipoglucemia y disminuye el aporte de un gran número de vitaminas y minerales al tiempo que aumenta los triglicéridos en sangre. Una ingesta excesiva no está recomendada en caso de embarazo y, naturalmente, si se debe conducir.

Con esta breve radiografía sobre la relación entre cerveza y salud esperamos haber aportado un poco más de luz sobre el tema para que saquéis el mayor partido de esta bebida maravillosa. Como último apunte comentar que si podéis brindar con una cerveza artesanal, mejor todavía, pues a diferencia de las industriales que desconocemos la totalidad de los ingredientes y aditivos utilizados, la primera se ajusta a los cuatro ingredientes tradicionales, agua, malta, levadura y lúpulo. Y en el caso de que lleve algún aditivo más, los cerveceros artesanos suelen especificarlo.

¡A vuestra salud!

 

Mireia Cervecearte

View more posts from this author
12 thoughts on “Lo bueno, lo mejor y lo no tan bueno de la cerveza para tu salud
  1. Pingback: Lo bueno, lo mejor y lo no tan bueno de la cerveza para tu salud | La Cerveza

  2. Angel

    Pues según el CENTRO DE INVESTIGACIÓN CONTRA EL CANCER afirma que las persoans que beben cerbeza tienen mas riesgo de padecer cualquier tipo de CANCER, VAMOS que contradicciones una detrás de otra.

     
    Reply
  3. Carlos Duran

    Gracias x esta información, llevo casi 20 años tomando, cerca de 4 litros de cerveza, diarios en fiesta tomo más y casi nunca me enfermo, además de ser, el empleado, mejor pagado, es super beneficiosa, la cerveza, aunque sea en exceso,

     
    Reply
  4. Manuel

    Bebo 4 litros diarios de cerveza.Soy cirujano y tengo 54 años,peso 66 kilos y mido 1.78 .
    Estoy casado,tengo 5 hijos.
    Solo puedo decir que la cerveza es buena ,siempre que la dieta sea correcta y se haga deporte moderado.Saludos.

     
    Reply
  5. Detector de mentiras

    Si ese que dice que es cirujano de verdad bebe 4 litros diario de cerveza, debe practicar cirujías solo en sueño cuando la cerveza injerida lo tiene medio sonámbulo.

     
    Reply
  6. alfonso

    la cerveza hace daño y punto…. y esos que dice que beben 4 litros de cerveza diario no jodan son unos borrachos de mierda. no justifiquen su adicción, la cerveza tiene un 6 por ciento de alcohol en exceso hace daño y punto.

     
    Reply
  7. PEDRO

    Yo bebo cerveza habitualmente y nunca he calculado la media, creo que no llegó a un litro diario, pero beber cuatro litros diarios y llevár una vida sana y normal no es bueno ni malo, es mentira.

     
    Reply
  8. Luis

    Demasiada arrogancia.
    No hay que creerse dueño de la verdad y punto.
    Cada cual se debe cuidar a si mismo y “PUNTO”

     
    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *